Miradores de Turonio

Conoce los miradores de turonio

Los miradores de Turonio son lugares en los que disfrutar de unas espectaculares vistas del geodestino Ría de Vigo y Baixo Miño.

Miradores de Turonio

Encuentra en los miradores de turonio las rutas por los ayuntamientos de Fornelos de Montes, Pazos de Borbén, Soutomaior, Redondela, Mos, O Porriño, Gondomar, Nigrán, Baiona, Oia, A Guarda, O Rosal, Tomiño e Tui. 

Paseo por los Miradores de turonio

De este modo con los miradores de turonio conocerás todos los ayuntamientos del geodestino.

 

Dónde están los miradores de turonio?

eurural.org

 

¿Qué son los miradores de turonio?

Disfruta de los miradores de turonio

 

Una imagen vale más que mil palabras, más si la contempla desde nuestros miradores. Un paisaje que se queda grabado en la retina de los visitantes, que lo enamora de nuestro territorio y de nuestra historia.
Desde el primer lustro de nuestra era existía una comarca en el suroeste de Galicia que se conocía como Turonium. Su extensión era bastante grande y comprendía, según los pocos indicios existentes, las comarcas del Baixo Miño, el Val Miñor y Vigo. Se cree que la capital podría estar situada en los montes de Oia o en sus alrededores, aunque también hay quien dice que se situaría donde hoy tenemos a la ciudad de Tui o en el monte Aloia.
Muchos son los restos de castillos que quedaron en la provincia de Pontevedra, castillos con los que se defendían los valles y los caminos desde altos miradores desde los que se disfrutaba de una gran panorámica. Unos se encontraban en el interior de la provincia para dominar los valles, los otros en montes rocosos sobre la costa para vigilar las incursiones por mar.
Este es un recorrido por estos miradores desde los que, en la actualidad, contemplamos algunas de las vistas más hermosas de las Rías Baixas y que, hace dos mil años, eran castillos que vigilaban una de las puertas de entrada del comercio más concurridas de la península ibérica.

Castro de Airoa, Serra do Suído (Fornelos de Montes)

Junto con Airoa, en la parroquia de A Laxe de Fornelos de Montes, te encontrarás una loma de forma piramidal que se eleva hasta los 653 metros sobre el nivel del mar. Desde lo alto dominarás una hermosa vista de estos valles, aunque lo más significativo de este lugar es que hace más de de dos mil años el montículo sirvió de base para un poblado castreño.

Mirador del Santo Aparecido (Pazos de Borbén)


El río Borbén forma un gran valle que se esconde entre la sierra del Galleiro y los montes de Festín. Cerca de la población de Borbén se localiza el monte de A Berra, de 499 metros. En una de sus laderas se abre este fantástico mirador del Santo Aparecido.

Monte da Peneda – Castillo de Castrizán (Soutomaior)

Este monte fue ocupado, desde tiempos ancestrales, por diversos asentamientos, entre los que destacan un antiguo castro y el castillo de Castrizán. Además de la visión de gran parte de la ensenada de San Simón, subir hasta aquí permite a los visitantes divisar la entrada de la ría de Vigo y buena parte de sus riberas, con las islas Cíes al fondo.

Alto da Cabaleira (Redondela)

Siguiendo el trazado del Camino de Santiago portugués a su paso por Redondela, llegas al monte con la mejor perspectiva frontal de la ría de Vigo, el Alto da Cabaleira. Un mirador privilegiado desde el que se contempla toda la ría y el valle del río Verdugo.

Castillo de Mos

Para conocer el Castillo de Mos tendrás que acercarte al Galleiro, justo en los límites de los ayuntamientos de Mos y Ponteareas. Desde él se vigilaban los posibles ataques procedentes del interior. Muchos montes donde se pueden encontrar restos de fortalezas o castros también servían para dar cobijo a los habitantes de las zonas de influencia frente a los invasores.

Faro de Budiño (O Porriño)


Su situación estratégica sirvió para que este enclave estuviese habitado desde tiempos remotos. Desde la Baja Edad Media, pasando por las guerras feudales hasta llegar a la invasión francesa, el lugar fue un punto decisivo y de gran valor para la comarca.

Auga da Laxe, O Galiñeiro (Gondomar)


El petróglifo de Auga da Laxe, conocido por nuestros mayores como A Pedra das Procesións, cuenta con representaciones de 26 armas prehistóricas esculpidas. Este impresionante conjunto de petroglifos se situa a pocos metros de las majestuosas peñas del monte Galiñeiro que, junto al monte Aloia y la fortaleza del Faro de Budiño, vigilaban el camino desde el Miño hasta el interior de la provincia de A Coruña.

Monte do Castro (Nigrán)

En la parroquia de Chandebrito, en el ayuntamiento de Nigrán, se encuentra a 331,7 metros sobre el nivel del mar el llamado monte de O Castro, también conocido como monte de las Cruces. Aunque en la actualidad es un gran mirador a la ría de Vigo, estarás ante uno de los castros más antiguos de Galicia.

O Cortelliño, Serra da Groba (Baiona)

Situado en el camino del alto de A Groba, podrás contemplar la boca de la ría de Vigo con una perspectiva totalmente diferente de las islas Cíes. Además de por este espectacular paisaje, A Groba es conocida por otros aspectos de la vida y el arte, ya que posee una de las concentraciones de rocas grabadas más numerosas de Galicia.

A Pedreira (Oia)

Oia dispone de cientos de descubrimientos arqueológicos entre castros, castillos y petroglifos, algunos de ellos entre los más singulares de Europa. Muchos investigadores afirman que sus montes, por su situación determinante entre la costa y el interior, constituían el gran conjunto defensivo de Turonio y del comercio marítimo de la zona. El espacio arqueológico de A Pedreira podríamos definirlo como un mirador-santuario.

Monte Santa Trega (A Guarda)

Aquí estarás ante un mirador natural al estuario del Miño, Portugal, al valle y al océano Atlántico. Esta excepcional localización, a pie del mar y de la desembocadura del Miño, fue la que hizo prosperar al Castro de Santa Trega, uno de los más habitados de Galicia y fechado, por lo menos, desde el siglo IV a.C.

Niño do Corvo, el mirador de Cabezo Gordo (O Rosal)

En los límites de los ayuntamientos de O Rosal y de Tomiño se localiza una serie de pequeñas montañas de una altura de unos 300 metros, la sierra de O Argallo. Se trata de un lugar privilegiado para poder observar maravillosas vistas, con una panorámica que sorprende a todos los visitantes. Uno de estos montes se llama Niño do Corvo y hacia el sur se encuentra el Cabezo Gordo.

Monte Tetón (Tomiño)

Este monte divide los ayuntamientos de Tomiño, Tui y Gondomar. Su cima se eleva hasta los 474 metros y desde ella se divisa buena parte del Val Miñor y del Baixo Miño. Visítalo y sorpréndete con sus laderas, que albergan uno de los conjuntos de petroglifos más significativos e importantes del suroeste de Galicia.

Monte Aloia (Tui)

En este parque el visitante no solo puede disfrutar del patrimonio natural del territorio, sino también de un magnífico patrimonio histórico y cultural. La huella del ser humano se encuentra en este lugar desde hace 20.000 años y nos deja importantes descubrimientos y restos arqueológicos, como el castro del alto dos Cubos o los resto del alto de San Xiao, así como de la enigmática muralla ciclópea que rodeaba esta cumbre.

X