Baiona

Respira en Baiona el aire tradicional de los pueblos marineros con el carisma de una villa con identidad propia. La piedra de sus calles, el aroma salado del mar, sus 6 km de paseo marítimo, los casi 4 km de playas y el verde de sus montes convierten a esta localidad en un lugar muy especial al que querrás regresar.


Callejea por una hermosa e histórica villa, la primera en Europa que recibió la noticia del descubrimiento de América en 1493 con la llegada de La Pinta, momento que quedó grabado en el imaginario colectivo y que podrás revivir visitando la réplica de esta carabela o con su tradicional Arribada, fiesta de Interés Turístico Internacional.


Piérdete en su casco antiguo, declarado conjunto de interés histórico-artístico, y déjate absorber por su calles estrechas y empedradas, sus edificios de piedra o granito, sus soportales.


Disfruta en la península de Monte Boi de un impresionante paseo al borde del Atlántico y del mejor atardecer desde la Fortaleza de Monterreal, mitad fortaleza medieval, mitad pazo gallego y actualmente parador en el que disfrutar de una estancia de ensueño. Enfrente, la Virxe da Rocha, un monumento de 15 metros de altura tallada en piedra por Antonio Palacios con pedazos de mármol blanco de Carrara. El barco que sostiene en su mano derecha se convierte en un mirador privilegiado hacia el océano.

Recorre el Camino Portugués de la Costa que te llevará a Compostela sintiendo la salitre atlántica en la cara o disfruta a más de 630 metros de altura de la calma de la Serra da Groba, un paraíso natural ideal para disfrutar del senderismo, el deporte o el ocio en lugares como O Cortelliño o Chan da Lagoa.

 

Haz una parada para disfrutar en sus bares y restaurantes de la exquisita gastronomía de la zona, rica en productos del mar regados con un buen albariño. ¿Te apuntas?

Más información

X