Oia

Frente a la inmensidad del Atlántico, rodeada de costas escarpadas, descubrirás Oia. Un lugar lleno de rincones por descubrir en el que la historia, el agua, el mar, la montaña, la gastronomía y las tradiciones se mezclan para dejarte un gran sabor de boca.

 

Empieza tu paseo visitando el Monasterio de Santa María de Oia, el único monasterio circense de toda Europa situado a orillas del océano, y sus alrededores: sumérgete en las estrechas calles del casco histórico y descubre espacios únicos llenos de historia. Un viaje al pasado que puedes continuar con un recorrido por sus numerosos castros y grabados rupestres.

 

Las pozas de agua fresca y cristalina que se forman en los numerosos ríos que pasan por la localidad te brindarán un lugar único en plena naturaleza para disfrutar durante todo el año. Continúa el paseo por la montaña perdiéndote en el bosque mediterráneo más occidental de Europa, las Sobreiras do Faro, el primer Espacio Privado de Interés Natural de Galicia, o relajándote en plena naturaleza por las sierras de A Groba y O Argallo.

 

Pon la vista en el mar subiendo a A Cadeira do Rei Sol o desde el espectacular faro de Cabo Silleiro, un lugar mágico desde el que disfrutar de unas impresionantes vistas de la cara exterior de las islas Cíes. Mézclate con los peregrinos recorriendo un tramo del Camino Portugués de la Costa a su paso por Oia, un recorrido de dificultad baja en el que siempre te acompañará la brisa marina y el olor a salitre.


Vive los curros de Valga, Torroña y Mougás, una jornada festiva abierta a todo el público en el que los ganaderos propietarios de caballos que se crían salvajes en la sierra de A Groba los recogen para cortarles las crines, marcarlos, sanearlos y volverlos a liberar en el monte.


¡Fusiona tus ganas de mar y montaña visitando Oia!

 

Más información

X