A Guarda

Arropada por aguas del océano Atlántico y del río Miño, A Guarda es el municipio más meridional de nuestro geodestino. Se trata de un enclave privilegiado con una interesante oferta patrimonial, cultural, gastronómica o de naturaleza abierta a todos los visitantes.


Conecta con su variado entorno natural recorriendo su estuario o algunas de sus seis rutas de senderismo o sus recorridos por A Guarda marítima, disfruta de sus 7 playas fluviales y marítimas o corona lo alto de los montes Torroso y Santa Trega, donde te esperan unas espectaculares vistas panorámicas, los mejores atardeceres y un pedazo de historia: el Castro de Santa Trega, la muestra de la cultura castreña más importante del noroeste peninsular, 20 hectáreas que fueron habitadas por más de 4.000 personas.


Imprescindible el paseo por sus calles para conocer su casco urbano, de gran riqueza patrimonial, o disfrutar de sus múltiples rutas culturales o de senderismo. Su puerto pesquero, con embarcaciones y casas marineras estrechas y de gran colorido, son parada indispensable en cualquier recorrido por la villa.


Si algo no puede faltar en tu visita a A Guarda es degustar su excelente gastronomía, en la que la calidad del marisco y del pescado de bajura se mezclan con el buen hacer de sus restaurantes para ofrecer a guardeses y visitantes lo mejor del mar a la mesa.

Deja hueco para el postre: no puedes irte del municipio sin haber probado su tradicional rosca de yema. Y es que aquí, donde muere el Miño, te encontrarás también con un amplio abanico de fiestas gastronómicas, religiosas, deportivas y culturales imprescindibles en cualquier agenda: la de la Langosta y de la Cocina Marinera y la del Monte han sido declaradas Fiesta de Interés Turístico Gallego.


Con el río como frontera natural, su relación con Portugal es indiscutible. Primer municipio de Galicia del Camino Portugués de la Costa, los peregrinos que recorren el litoral portugués cruzan el río Miño en plena desembocadura para continuar su viaje hasta el Camino Portugués de interior: 9 km de camino con diferentes paisajes y un gran patrimonio por descubrir.


Puedes visitar esta villa marinera llegando desde la lusa Caminha subiéndote al ferry, con un horario sometido a los caprichos de las mareas. 


Visita A Guarda… ¡repetirás!

Más información

X